Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
Compañeros

Para ti, Edgar

Ir abajo

Para ti, Edgar Empty Para ti, Edgar

Mensaje  Libertina_Grimm el Dom Jul 06, 2008 2:31 pm

15 de diciembre, 1843

Querido Edgar:
En días como hoy te imagino junto a mí, mirándome con tus ojos grandes y curiosos, y preguntándome con esa voz tuya (la que antes fuera la Voz del Viento), al igual que yo me pregunto, cómo es que he llegado a esta situación. A duras penas puedo contener el llanto cuando pienso en lo lejos que te has ido de este hermético lugar. Aquí no pasan los días, tan sólo llegan los mañanas. El vetusto órgano del salón es mi único compañero en este tedio, y acaricio sus teclas como de tu nívea mano se tratase, obteniendo un sonido que me estigmatiza y me tortura. No alcanzarás nunca a imaginar la oscura soledad en que me hallo, deambulando como un alma en pena por entre las sombras de estos lúgubres corredores. Amargo y cínico desamparo, a pesar de que la casa está en estos días a rebosar de gente que da vueltas de un lado para otro, comentando frivolidades y sonriendo con hipocresía y falso contento. Porque nadie se alegra, todos fingen y niegan la evidencia, los días más tristes y grises que se hayan vivido nunca en este gélido caserón.

Ayer mi madre llegó de la ciudad con una irónica expresión en su ya demacrado rostro. Traía una caja enorme entre las manos, y me mostró llena de orgullo su contenido. Un vestido blanco, con encajes y una falda larga de vuelo. Me limité a mirarlo primero con indiferencia, y con asco después. Me parecía tan despreciable aquello que asentí y con voz trémula dije simplemente:
- Preferiría que fuese negro, así podría usarlo en mi funeral.
Le pilló tan de sorpresa el hecho de que yo hubiese roto mi silencio de semanas, que ahogó un agudo chillido y salió tropezando de la habitación, tan rápido como le permitía su cojera. Experimenté un momentáneo júbilo al comprobar que la había asustado, que había provocado en ella un atisbo de ese terror que yo llevo sintiendo en los asimétricos retazos de mi alma desde hace tanto tiempo. Porque, mi amado Edgar, ya poco me importa el dolor, o el frío. De hecho, cuando todos se han retirado ya a sus habitaciones, yo bajo hasta el jardín y duermo allí, a la intemperie, y siento como si la hiedra lacrimosa trepara por mi lacerado cuerpo y lo consumiera ya por fin. Apenas como ya, me contento con una jarra de agua de cuando en cuando, y algún caldo claro y humeante que mi madre coloca encima de mi mesilla de noche (y que yo prácticamente no toco), para luego salir rápidamente y sin dilatar más su estancia en ese lugar febril y enfermizo que es mi alcoba. Como ya sabrás, exceptuando el incidente con el vestido, llevo casi un mes sin pronunciar palabra. Mi único contacto con la realidad se resume en mirar a través de mi ventana y contemplar la escarcha del páramo, las brumas que cubren el cielo.

Mañana vendrá su madre a tomar el té con nosotros. A él aún no lo conozco, ni siquiera he visto su rostro. Sé que me miran con lástima, piensan en mí como en una pobre desequilibrada que se aferra exasperada a algo que creen inexistente. Mi padre me insta a que “aproveche la magnífica oportunidad que se me ofrece”. Yo, si tuviese ánimo para hablar, le respondería: “De todas maneras no aprovecharé la excelencia de la ocasión, dentro de poco ya no estaré aquí. La oportunidad es para vosotros, y no la dejaréis pasar”. Desde que tú te fuiste, Edgar, estoy aprendiendo lo que es el odio. Odio esta maldita situación, odio todo lo que me rodea, y sobre todo me odio a mí misma por no ser capaz de acabar con esto por mis propios medios y de una vez.

Te busco constantemente, pero no te hallo en ningún lugar. Sí, definitivamente te has ido. Este dulce dolor, este placer sádico de esperarte sabiendo que no vas a volver hasta que pase todo, es lo que me da fuerzas para resistir hasta el momento en que regreses a mí. Gritaría si pudiera extraer algo de fuerza de mis débiles sentidos. Todo te lo llevaste contigo, que eras la luna que alumbraba esta pobre vida.

Se llama Philip Blake, e ignora todo cuanto me sucede. Mis padres me dicen que “es mejor así”. Me indigna tanto que sean capaces de tratar sobre mi vida y mi “futuro” como si yo fuese un objeto… ¡Futuro! No sé a cuánto tiempo se reduce, pero cada día se van acortando las perspectivas. Todas las mañanas descubro mi almohada salpicada de sangre, cada vez en más cantidad. Mi madre sube, la mira con una contrariedad casi insensible y baja con paso apresurado a avisar a la criada, que al instante sube a cambiar las sábanas con el mayor de los secretismos.

Tan sólo soy un medio para sus odiosos fines. Supongo que piensan que, ya que lo que me sucederá es inevitable, habrá que sacar algo de partido de ello. Y tanto que lo harán. El tal Blake tiene dinero, mucho dinero, y eso es todo cuanto ansían en esta casa. No quieren reconocer que ya no son lo que eran, que son parientes de parientes de nobles de poca monta, que si viniera alguien pidiendo una libra por su vida, seguramente entregarían la vida por falta del dinero. Mi prometido es un nuevo rico con delirio de grandeza y ansias de un nombre. Y mientras yo me disipo como vaho, sin que nadie sea capaz de acercarse a darme un abrazo por miedo a contagiarse. Y te fuiste, Edgar, tú, el único que me quería, que sentía amor puro y desinteresado por mí. No te reprocho que te marcharas, yo, si pudiera, lo haría. Pero estoy muy débil, y el frío de ahí afuera me haría sufrir una tremenda agonía…

Dejé esta carta hace un rato, pues caí desvanecida, y ahora la retomo. La criada me la ha subido a la cama (hasta esa anciana puede cargar conmigo, no peso mucho ya), y me ha proporcionado una superficie rígida para que pueda continuar escribiéndote. Es la única que parece preocuparse realmente por mí. Estoy segura de que mis padres no me hubiesen levantado del suelo, si no fuera por el miedo que tienen de que me muera antes del matrimonio y ellos no puedan emparentar con una casa tan pudiente. Mi madre ha llegado enseguida. Ha meneado la cabeza cuando me ha preguntado, con palabras viles y ponzoñosas, con un desprecio inaudito:
- ¿Es para ese “amigo” tuyo? Eso que has inventado, loca, demente, enferma. ¡No existe, es de tu invención, convéncete ya!
- ¡SÍ EXISTE! -grité una y otra vez hasta sentir dolorida la garganta. Fue lo último en salir de mi boca. Acaba de irse dando un portazo.
Esto que me mata poco a poco tiene un nombre horrible: tuberculosis. Siento que me muero ya, pero no tengo miedo, porque aunque ha llegado el final, noto tu cálida presencia reconfortándome Al fin has vuelto, Edgar… Ya no te irás nunca más, nunca más.

clown
Libertina_Grimm
Libertina_Grimm

Mensajes : 89
Fecha de inscripción : 05/07/2008
Edad : 29
Localización : Mi país de siniestras maravillas

Volver arriba Ir abajo

Para ti, Edgar Empty Re: Para ti, Edgar

Mensaje  Shizuko el Dom Jul 06, 2008 3:14 pm

Dios, me ha encantado, qué bonito.
La carta es preciosa. Su familia realmente no la quiere, sólo por el matrimonio de conveniencia u.u
Pero siento mucha curiosidad por saber quíen era Edgar que tanto ella dice que era el único que la amaba.
El final de la carta no lo he entendido bien. Quizá porque soy algo corta ó.O
Edgar está muerto¿? Se murió, por eso dice que se marchó¿?
Y qué es lo que no existe, o, más bien, dice ella que sí que existe¿?
Habrá más cartas¿?
Hum... bueno, lo dicho, me ha encantado *-*
Shizuko
Shizuko

Mensajes : 32
Fecha de inscripción : 02/07/2008
Localización : Where all is green...

Volver arriba Ir abajo

Para ti, Edgar Empty Re: Para ti, Edgar

Mensaje  Hinata el Dom Jul 06, 2008 4:08 pm

Pobre chica Para ti, Edgar 705355
spero k se encuentre con Edgar si existe de verdad como ella dice
Continua pronto que esto esta muy interesante

Besitos de sangre
Hinata
Hinata

Mensajes : 62
Fecha de inscripción : 29/06/2008
Edad : 27
Localización : en un lugar oscuro apartado de los seres humanos

Volver arriba Ir abajo

Para ti, Edgar Empty Re: Para ti, Edgar

Mensaje  Libertina_Grimm el Dom Jul 06, 2008 4:34 pm

¡Muchas gracias, chicas! Digamos que Edgar es un amigo muy cercano a la protagonista, un amigo que es incorpóreo y al que no puede ver con los ojos, lo que las mentes más mundanas llamarían un amigo invisible o imaginario. La gente cree que lo ha creado la chica porque se siente mal, sola, pero ella en realidad sabe que existe, que está ahí con ella, que es el único que la quiere. Sería algo así como un Ángel para ella. Cuando dice que se va con él es porque sabe que la tuberculosis la está matando y que su fin se acerca.
No puedo continuarla porque es una carta de despedida. Pero yo sí que tengo cartas a mi Edgar particular, y que ya iré poniendo. Están escritas en el mismo estilo, ochocentista con un lenguaje algo rebuscado, pero a mí me gustan y espero que a vosotras también. Las pondré más adelante. Muchas gracias, de verdad, por animarme a seguir poniendo mi escritos Razz .

clown
Libertina_Grimm
Libertina_Grimm

Mensajes : 89
Fecha de inscripción : 05/07/2008
Edad : 29
Localización : Mi país de siniestras maravillas

Volver arriba Ir abajo

Para ti, Edgar Empty Re: Para ti, Edgar

Mensaje  Emily Lecter el Mar Jul 08, 2008 5:55 pm

¡Qué bonito!.¡Qué bien escribes!.Me encanta, la carta es muy bonita.Continúa cuando puedas, estaré expectante.
Emily Lecter
Emily Lecter

Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 05/07/2008
Edad : 26

Volver arriba Ir abajo

Para ti, Edgar Empty Re: Para ti, Edgar

Mensaje  Libertina_Grimm el Mar Jul 08, 2008 6:05 pm

Gracias infinitas Embarassed . Pondré cartas de mí para Edgar muy pronto.

clown
Libertina_Grimm
Libertina_Grimm

Mensajes : 89
Fecha de inscripción : 05/07/2008
Edad : 29
Localización : Mi país de siniestras maravillas

Volver arriba Ir abajo

Para ti, Edgar Empty Re: Para ti, Edgar

Mensaje  ...Dark Girl... el Mar Jul 08, 2008 11:57 pm

simplemente preciosa!!
me facino.. en realidad tu forma de escribir me encanta

ahh kiero ser como tu!
jaj xD!

una preciosa carta de despedida.. !
sencillamente magnifica..
espero leer muxisimas mas!!

^^
...Dark Girl...
...Dark Girl...

Mensajes : 44
Fecha de inscripción : 30/06/2008

Volver arriba Ir abajo

Para ti, Edgar Empty Re: Para ti, Edgar

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.